Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo de los tratamientos actuales con los nuevos fármacos, es suprimir la replicación del VIH, pero todavía no disponemos de medicamentos que lo consigan por completo. Sin embargo, es cierto que esos nuevos medicamentos, combinados entre sí, han mejorado de forma muy sensible la expectativa y la calidad de vida de los enfermos y han reducido notablemente la aparición de complicaciones infecciosas.

Se entiende por terapia antirretroviral (ARV) la aplicación de una serie de medicamentos que tienen por objetivo impedir la replicación del virus y restaurar el sistema inmunológico del paciente. Actualmente, el tratamiento consiste en la combinación de varios fármacos.

Los medicamentos antirretrovirales son de gran eficacia, retrasan la progresión de la infección por VIH y aumentan la supervivencia de los pacientes. La terapia ARV actualmente disponible no elimina el virus del cuerpo, pero prolonga la vida y la salud mediante la reducción de los efectos adversos del VIH en el sistema inmunitario.

La terapia es individualizada y debe ser prescrita, revisada y modificada por los especialistas que realizan el seguimiento de la persona infectada. Cada persona afectada debe decidir cuándo iniciar un tratamiento con fármacos tras ser informado correctamente por su médico que, habrá evaluado previamente el estado de la infección por VIH. El tratamiento ayuda a que el virus no se multiplique, reduciendo su presencia en el organismo. Disminuye por tanto la carga viral y si ésta está indetectable, existe suficiente evidencia científica para afirmar que cuando una persona con VIH está en tratamiento y tiene carga viral indetectable no transmite el virus. Esta certeza médica impacta de manera directa en la salud y el bienestar afectivo-sexual de las personas que tienen VIH. También transforma y enriquece las distintas estrategias biomédicas de prevención frente al virus y contribuye a la eliminación del miedo provocado por las falsas creencias sobre la fácil transmisión del VIH. Recuerda I = I (Indetectable = intransmisible).

En relación a esta terapia es muy importante una buena adherencia al tratamiento (toma de las dosis indicadas y cumplimiento de horarios) ya que, de no ser así, disminuye la concentración de medicamento en sangre aumentando el riesgo de que el virus se haga resistente a los antirretrovirales usados y de que éstos pierdan eficacia Es importante asimismo seguir el régimen de comidas indicado.

La terapia, por tanto, exige constancia, pero ha mejorado tanto la esperanza de vida que se dice que el VIH/sida es hoy día una enfermedad crónica. En España, de momento, tanto la asistencia médica como la terapia es gratuita para todas aquellas personas con Tarjeta de la Seguridad Social.